Cómo hacer un buen mantenimiento de mi coche en 10 sencillos pasos

Comentarios (0)

Cómo hacer un buen mantenimiento de mi coche en 10 sencillos pasos

¿Quieres hacer un buen mantenimiento a tu coche? Sígueme. Te advertimos de 10 puntos críticos y diez soluciones para esos problemas.

Tanto tú como yo sabemos que el mundo de la mecánica es complejo, pero más lo es si se trata de mantener nuestros coches al día. Vamos a terminar con esto. Desde hoy nos pondremos serios, tú y yo, mano a mano con nuestros hijos (con ruedas).

Por eso te propongo una lista de puntos de mantenimiento clave en tu coche con consejos:

Hacer un buen mantenimiento a tu coche en 10 pasos:

1. Revisa la correa de distribución: Observa la correa. Si no tiene buen ver (goma con marcas de uso, repasada) acude al mecánico.
2. El aceite ¡La sangre de tu coche!: Revisa mensualmente el estado del aceite, ¿Cómo? Con un pañuelo y la varilla, mójate los dedos con ese aceite. Si tras frotar sigue resbalando, ese aceite está óptimo.
3. Mantén los pulmones limpios: Igual que un fumador, el filtro de aire de nuestro coche debe estar impoluto. Quita la tapa y limpia la caja del filtro. Si el filtro de aire no tiene colores oscuros, es buena señal. (Preferiblemente color blanco).
4. ¡Frena, frena!: Los frenos no son sólo los discos y las pastillas que nos dice el mecánico cada vez que vamos al taller. El líquido de frenos debemos revisarlo, y cambiarlo cada 3 años si no hacemos muchos kilómetros.
5. Hacer la prueba del embrague es muy fácil: Pisa el embrague a fondo, y suéltalo lentamente. Si tras soltar el embrague el coche no avanza, tenemos desgaste en el disco de embrague. Con el coche a ralentí, si notas vibraciones o ruidos sin pisar el pedal, hay que ir pensando en comprar un embrague y jubilar el tuyo.
6. Líquido de dirección: Comprueba el líquido de la dirección. NUNCA gires el volante al máximo, provocando rebotes innecesarios y forzando la bomba. Consejo Gpero: “Si quieres comprobar las transmisiones, gira el volante al máximo. Pero sólo para hacer esta prueba. De lo contrario, estarás forzando la bomba de dirección”
7. Revisa el depósito del agua: Para hacer un mantenimiento y revisión al 100%, revisar el agua de tu coche es un punto clave: Cada 2 cambios de aceite, échale anticongelante. Y recuerda, tu coche quiere buenos víveres, nunca agua del grifo ni locuras similares.
8. Revisa los faros: Si notas humedades dentro de la carcasa, revisa que no haya estallones o grietas. De lo contrario te las verás con el inspector de la próxima ITV.
9. ¿Turbo? Sí, pero en buen estado: Revisa que tu coche de la potencia como cuando era nuevo. Levanta el capot y observa si hay fugas de aceite en la zona del turbo. Otra prueba es observar que el vehículo no expulse gases blancos por el escape. Si observas esto, tu turbo está al final de su vida y tendrás que pensar en buscar un turbo (nuevo o de segunda mano).
10. La junta de culata, un clásico del mantenimiento: La prueba es fácil. Si tu coche se calienta, con una toalla toca los tubos del agua del radiador (con cuidado, puede estar a altas temperaturas). Si los tubos están rígidos, hay un exceso de presión. Apaga el coche, ¡Rápido!

Con estos consejos conseguirás evitar sorpresas y averías innecesarias en tu coche, pero tienes que prometernos una cosa: ¡Que lo harás!

No te voy a negar que llegará el día en que tengas que comprar recambios para tu coche, porque el tiempo pasa por nosotros, pero también por el de nuestros vehículos.

Pero si podemos alargarlo con el mejor mantenimiento para tu coche posible, mejor que mejor.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios